Baño de Asiento del Cardenal

El cardenal hondureño que respaldó el golpe, despreciado desde Roma

Se trata de Oscar Rodríguez Madariaga. Desde el Vaticano condenaron su decisión y quedó descartado para reemplazar en un futuro a Benedicto XVI. Había sido un fuerte candidato papable en el Cónclave que eligió al sucesor de Juan Pablo II.

Son muchos los que en Roma están sorprendidos y amargados con la posición golpista de la Iglesia de Honduras, inspirada nada menos que por su líder, el cardenal Oscar Rodríguez Madariaga  (66) salesiano, que tantas esperanzas suscitó entre los católicos latinoamericanos, norteamericanos y europeos por su abierta sensibilidad social, que lo llevó a la presidencia de Caritas Internacional,c argo que aún ostenta.

Considerado un papable ya en el Cónclave de abril 2005 en el que fue elegido Papa Benedicto XVI, con su gesto lamentable el cardenal ha perdido todas las posibilidades que aun se le adjudicaban como sucesor del actual pontífice y se ha ganado un merecido desprestigio entre los mismos que con él y sus posturas sociales se entusiasmaban.

Así, renace un fantasma que se creía desaparecido: la realista leyenda negra de la complicidad de una parte importante de la Iglesia Católica con las dictaduras militares latinoamericanas y las represiones salvajes.

Releyendo despachos de agencias noticiosas y de diarios de la región de los últimos meses se advierte el apoyo de la Iglesia hondureña a la oposición y su decisión pública de contrastar al presidente Zelaya.

El cardenal Rodríguez Maradiaga, uno de los más conocidos purpurados latinoamericanos, con vastos contactos en todos los niveles de la Curia de Roma, ha hecho algo más que apoyar a los sediciosos militares y civiles.

Es un inspirador moral de los golpistas, a los que ha brindado una cobertura que los refuerza y que contribuye aún más a dañar la causa democrática en América Latina, donde los golpes de Estado parecían a muchos un anacronismo superado.

En la declaración de la Iglesia hondureña que leyó el sábado el cardenal  Rodríguez Maradiaga se ataca al presidente depuesto Manuel Zelaya, a la OEA y a los gobiernos latinoamericanos que apoyan la línea dura democrática con los golpistas. Pero en ningún momento se toman distancias de la aventura golpista.

Incluso, se cree que el cardenal hondureño estuvo involucrado con la fase conspirativa del golpe de Estado, que dio el aval a la acción antidemocrática y que prometió una declaración pública como la que leyó el sábado en nombre de todo el cuerpo episcopal.

Honduras: el Baño del Cardenal

•Julio 6, 2009 • Deja un comentario (Editar)

r1979193271r1405703672

Cardenal Oscar Rodriguez Madariaga

Cardenal Oscar Rodriguez Arzobispo de Tegucigalpa:

“Si vuelve Zelaya habrá un baño de Sangre…”

agencia1_2009-06-29_1246314218.orig-1

Un joven de 19 años muere en los choques entre el Ejército y los seguidores del presidente depuesto, a quien los militares impidieron aterrizar en el aeropuerto de Tegucigalpa

PABLO ORDAZ (Enviado especial a Tegucigalpa) 06/07/2009

El golpe de Honduras se tiñe de sangre

Partidarios de Zelaya tratan de socorrer a Isis Obed Murillo, de 19 años, alcanzado en la nuca por un disparo– AP

Isis Obed Murillo tenía 19 años, pero su cara era la de un niño. Su nombre será recordado con tristeza y con rabia en Honduras, porque ayer -a eso de las cuatro de la tarde y frente al aeropuerto de Tegucigalpa- un soldado cuadró su rifle, apretó el gatillo y la bala asesina -¿hay alguna que no lo sea?- entró por la nuca del muchacho. Isis estaba allí para esperar un regreso que no se produjo. El de Manuel Zelaya, presidente de Honduras hasta que un comando del Ejército lo secuestró y lo sacó del país para, inmediatamente después, colocar en su lugar a un tal Roberto Micheletti, cuya frase más repetida es: “Esto no es un golpe de Estado”.

Pero sí es un golpe de Estado, claro que es un golpe de Estado. Si esto no fuera un golpe de Estado, Micheletti no estaría sentado ahora en la Casa Presidencial, el cuerpo de Isis no estaría tendido en la morgue del Hospital Escuela y esta crónica no se tendría que estar escribiendo en medio de un toque de queda. Un toque de queda que es cada noche más largo y más siniestro. Ayer, cuando el periodista se acercó al hospital para indagar el número cierto de víctimas durante los incidentes del aeropuerto, descubrió una realidad hasta entonces oculta. Una enfermera cuyo nombre no debe ser mencionado se prestó a guiarlo por salas atestadas de heridos de bala. “Están llegando desde hace varias noches”, explica, “la policía los trae y los deja aquí. Todos tienen disparos recibidos durante el toque de queda. Algunos llegan muy mal. Fíjese en aquel, Marco, le dispararon en el cuello. Está muy grave. Nada de eso sale en los diarios”.

A espaldas del hospital, en medio de una calle sin asfaltar, se encuentra la morgue. Isis Obed Murillo está aquí. Lo trajeron esta tarde, casi directamente desde el aeropuerto de Tegucigalpa. El muchacho, como muchos otros hondureños, había ido a esperar la llegada de Manuel Zelaya. El Gobierno surgido del golpe venía repitiendo desde primera hora de la mañana que no permitiría que el avión venezolano que traía a Zelaya desde Washington -donde la OEA había suspendido a Honduras- aterrizara en Toncontín. Pero allí estaban ellos, sus partidarios, jóvenes y mayores, mujeres y hombres, muchos con el rostro del Ché en sus camisetas y otros sin camiseta siquiera, luchando contra el calor y la emoción como buenamente podían. A pesar de la negativa, Zelaya declaró desde el avión: “Estaré llegando en 30 minutos”. Y fue más o menos entonces cuando sus partidarios reunidos alrededor del aeropuerto intentaron acercarse más a las pistas, que ya habían sido tomadas por un gran despliegue del Ejército. Fue entonces cuando los soldados recibieron la orden de cargar con dureza. La acción incluyó numerosos disparos. Isis Obed ya se marchaba. Pero un balazo lo alcanzó por detrás, en la cabeza.

Hay unas imágenes de televisión grabadas por los periodistas Francho Barón y Arturo Lezcano que son sobrecogedoras. Un hombre porta el cuerpo inerte de Isis durante largo rato, ayudado por otros, que buscan desesperadamente una ambulancia. En medio de la confusión, ese hombre vestido con una camiseta amarilla que se va tiñendo de rojo a cada paso solo desea que Isis todavía respire, que no muera. Cuando por fin logra dejarlo en la cajuela de una camioneta que lo llevará al hospital, el hombre se vuelve hacia la cámara y derrama todo su dolor, toda su rabia: “La gente venía hacia atrás, porque ya estaban disparando. Y un militar, un antipatriota, un gorila maldito se cuadró y le disparó al amigo. Le pegó en la cabeza el balazo. Aún va respirando. Tenemos esperanza. Dios quiera que viva”. Pero no vivió. Isis ya se había convertido en el primer muerto del golpe de Estado preparado por el general Romeo Vásquez, el jefe del Ejército de Honduras, y consumado por Roberto Micheletti.

Tras ser reprimidos a balazos, muchos de los manifestantes maldijeron el nombre del cardenal Óscar Rodríguez, quien en una alocución ante la nación se puso claramente del lado de los golpistas y exigió al presidente Zelaya que no regresara al país para evitar un baño de sangre. “Estas son las balas asesinas ordenadas por el cardenal Óscar Andrés Rodríguez”, decía uno de los manifestantes mientras enseñaba varios casquillos recogidos del suelo, “porque bien dijo el cardenal que iba a haber sangre. ¡Y hubo sangre! ¡Hubo sangre!”. Otro hombre lloraba agarrado a las rejas del aeropuerto: “Nos dispararon a quemarropa. No teníamos armas”. De fondo, el eco de la palabra más coreada durante toda la tarde, dirigida a los soldados: “Asesinos, asesinos”.

agencia2_2009-06-29_1246300758.orig

agencia1_2009-07-01_1246467144.orig

Una palabra que también se escuchaba anoche en el desbarajuste del Hospital Escuela. En un pasillo, con la bata llena de sangre, Denis Díaz Sola, de 52 años, agricultor de profesión, le contaba a este periódico: “Yo estaba frente al aeropuerto cuando los soldados empezaron a disparar. A mí me dieron un tiro en un testículo. Pude ver a muchos más que caían bajo las balas de los soldados”.

A las diez de la noche -seis de la madrugada en España-, el presidente Manuel Zelaya compareció ante la prensa en El Salvador, a donde su avión tuvo que dirigirse. Junto a él, los presidentes de Ecuador, Argentina, Paraguay y El Salvador. Zelaya hizo un llamamiento a los soldados de su país para que no disparen más contra la población indefensa. Aun en el caso improbable de que la petición del presidente encontrase eco, ya sería demasiado tarde. Demasiado tarde para Honduras. Definitivamente tarde para Isis Obed Murillo, un muchacho de 19 años con cara de niño.

Resumen fotográfico a Julio 5, 2009

Aventuras de Aparicio Retaguardia

Jaime_Zapata_01

Jaime Zapata

+++

desierto-guayasaminbw

Entre Bolivia y el Mar sobra un País – Foto Gino Lofredo (2006)

+++

Entradas Recientes

Actualizadas y Probadas : Junio 24, 2009

+++

seis-fuelles

+++

ural-rusa-y-langosta-x-4

URAL Rusa Cortada y Langosta Migratoria – Gino Lofredo (2009)

+++

ercilia-3x3-1m-5-4-09

Ta Te Tí :  Suerte Para Mi – Valle de la Muerte, California – Composición Gino Lofredo (2009)

capt.photo_1246832495627-1-0

capt.photo_1246837702391-1-0

capt.photo_1246838747040-1-0

r2793833931

Honduras CoupToncontínr4156048717

r1546677097

capt.photo_1246833969961-3-0

06honduras.large2

portada(94)

r547944460

8876750388799986

enfrentamientos 1

8876747888767503

88764207

Mapa_geographica_completens_Indiae_Occidentalis

Escrito en Asombro
Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

BeTa 12. Complicame la Trama, Baby

•Junio 21, 2009 • Deja un comentario (Editar)

boca-de-tren-va-1

El Hombre de la Carga – Boca Engancha Vagones – Ferrocarril El Cerrejón
La Guajira – Foto Gino Lofredo (2009)

+++

La noche del día de los trenes y el carbón recién empezaba. Afuera, las calles se encendían y el comercio vespertino se aceleraba con el aire fresco. Había un cuarto creciente con lucero centrándose en el cielo desde el Noreste.

Drogas. Las farmacias son las más activas: cremas de noche, plancharrulos, despellejantes, toallas sanitarias, fungicidas, codeína en jarabe de fresa para soñar sin toser por la felicidad del agua potable y un puesto fijo en el plantel de la mina. Antibióticos. Arde cuando meo. Se me va en diarrea. Flema con sangre. Corte agusanado. La Vespertina, la Favorita, la Celeste, la Poderosa, la Verraca, la que piden los maduros de guayabera fina, calzado al lustre y bien cacheteados con aftershave, mejillas, nalgas y entrepiernas. Viagra y Agua Brava.

Algunos la piden a voz en cuello y unos forros Equis Ele, no vaya a ser qué. Los tímidos culposos examinan los shampús y la vitrina de suplementos vitamínicos Natura Sana, esperando de reojo que se despeje el mostrador. Cabeza gacha, serios, Buenas Noches, Doctora, murmuran con apuro, Sildenafil, cuatro, y un desodorante Axe Musk. Las droguerías de Maicao, como toda farmacia de frontera bien puesta, ofrecen menú completo: para calmar dolores y angustias, dar y darse placeres necesitados y merecidos, y espantar los buitres que nunca andan lejos de los que viven del carbón en tierras de mar y aguardiente. Para lo que no se vende ni con receta siempre está la casa de fulano – timbre de parte de Janeth—o detrás de la tienda de víveres de la esquina de la plaza, sitios donde se da satisfacción al interesado.

El día de las supermáquinas y el cielo abierto se alarga como si fuera el último del viaje, o el primero de otro inicio, el principio del cierre. La mina desató el tiempo y trazó un circuito de escape confuso. La mina iba a marcar el inicio del retorno al campamento base. Era un agujero industrial preciso del hormiguero. El portal del reingreso a la ropa limpia, los cordiales canapés y BBC News.  Una oportunidad para ponerse serio y ordenar un cierre tolerable y merecido para la Barra Brava que lo acompaña desde el Sueño del Rescate hasta el Seco de Gasolina.

Pero no quiso ser fácil, porque al viejo le dieron un bastón que le alborota la serotonina y se deja llevar por donde apunta la Glándula Secreta.

Hay tanto pendiente. El Reta se pregunta si se estará inventando la atracción animal que siente por la Doctora Ercilia Maberek, aunque título y nombre no pesen en el tema. ¿Será inducida? ¿Le habrán metido una burundanga de escapolamina en el anisado de bienvenida? Unas gotitas de leche de floripondio, estimulante solvente de la voluntad de resistir y la prudencia en el camino. ¿Será recíproca? Las apariencias engañan. Siempre las apariencias. Se repite: Hay que respetar los tiempos. No apresurarse. Tranquilo el pingo. Están ahora a punto de un tercer encuentro que, la prudencia indica, poco o nada tiene de fortuito.

tres-ercilias-rev

Ercilia Maberek – Photo by Richard Fariña –  (Riohacha – La Guajira – 2007)

+++

¿Cómo se sentirá tener semejante poder de seducción sobre el prójimo? ¿Lo tuvo él alguna vez? La habilidad, el don, la maldición. Lo que logró Grenouille con sus perfumes: que lo devore una turba enamorada. El Reta quiere ser turba y ser devorado. Las dos cosas como bicicleta. A mediados del siglo veinte, una cantante de ópera le dijo, después del acto, que él tenía el abdomen perfecto, con los tres pliegos firmes entre ombligo y pubis, y el miembro como un neonato recién lactado, en paz. Prohibido actualizar la descripción. Concéntrate en los ojos. Los labios. El aroma.

Ercilia. No le suelta los ojos. El viejo oye, huele, asiente y anticipa esencia vaginal. Rejuvenece. El salonero, que sigue el asunto con atención, lo nota y constata. La piel más tersa. Párpados más alertas. Gradual blanqueado dental. Floja la correa de cintura. El bastón tallado apoyado en el ángulo de punta de mesa y pared.

Ercilia se ríe y dice que quiere ser Dios: “Imagínatela justo antes del principio. Ella Sola y en Nada. Big Bang y Zás: galaxias, tarántulas, gravedad, cebiche marinero, Debido Proceso. ¡Eso sí es tronar! ¡Qué polvo! ¡Qué parto! Ercilia se identifica con el Absoluto Femenino. Super Hembra. Super Mamá. Diosa, Mujer, Musulmana, Guajira y Juez. ¡Juemá Compai!

Trata de prestar atención: “El Debido Proceso requiere una suspensión temporal de la desigualdad de poder entre las partes”. No debe distraerse con el cuero negro mate, como guante de cabrerilla, tensado por los pechos. Las uñas. Los dedos. El cabello castaño rojizo. Color imposible. Perfecto. Él se confesaría culpable con Debido Proceso o sin. Castígueme Doctora, pégueme en las nalgas con las hebillas de ese sostén negro que me exige la mirada. Cláveme los tacos de sus botas donde más le provoque. ¿Algo especial que puedo hacer por Usted? Ya sabe, a la orden. Quemaduras de grado entre las piernas.

Tiene razón Ercilia, un Dios masculino es trivial si se compara, Bango Bongo. Se da vuelta y siesta de espalda a lo desencadenado. Arréglense y no me jodan… Ercilia, en cambio, como encarnación del Femenino Absoluto, Ercilia, segundos después del Gran Coito Cósmico, estaría listando los seguimientos indispensables: sazonar la sopa primordial. Cocinar a fuego lento. Cambiar fusibles. Selección de moléculas promisorias. Revisar diseños oculares.

Ercilia retoma su proyecto de la semana: dar educación judicial y política al trashumante motociclista erotizado. Palabra con Teta entra.

No hablo de El Cerrejón. Esa es gente seria. Apoyan al Festival de Vallenato, pagan la jubilación de Francisco el Hombre, están con la Vieja Mello, la Cultura wayuu, creen en el cambio climático, el socialismo del siglo XXV, les gusta Obama. Esto que te cuento lo hizo y hace la Drummond Mining Company y su carbonera no tan visitable de La Loma. ¿La Loma? Del otro lado del monte. También tienen tren y puerto propios, y barcos, no creas que es cualquier cosa.

Ercilia habla de todo, come ostras asadas, bocadillos de cangrejo y vino blanco mendocino. El Reta escucha con ciega fascinación y concuerda, sobre todo, con lo que no entiende. Está en autodeclarada luna de miel. Tiene calentura afectiva. Repentino deshielo primaveral. Desborde de cauces con descuentos tercera edad y mayor para mayores. Pero en el aparente desorden de la Doctora cada oración es un flechazo al centro. Cero puntada sin hilo. Algo se prepara en el Debido Proceso.

No habla por soplarle al viento. Arenga en favor de cierta conducta: precisa, puntual, inminente. Algo se trae. Aunque la urgente, impostergable y justa intervención no se deja identificar a través de los lentes empañados de serenata con mariachis y acordeón de Aparicio Retaguardia, viajero, motociclista, admirador infantil de ferrocarriles, la exactitud astronáutica y la armonía de los puentes colgantes. Simpático, pero tampoco para tanto…

titanoboa-cerrejonensis-africana-5

Titanoboa Cerrejonensis (58 Million Years BCE)
Art work: J. Bourque, University of Florida – Riders: Lofredo, Viteri, Arboleda (2009)

Los paleontólogos descubrieron restos fósiles de serpientes, cocodrilos y tortugas de proporciones gigantescas en espacios profundos de la formación carbonífera de  El Cerrejón, que se extiende desde la Sierra Nevada de Santa Marta, en Colombia, hasta las riberas del Lago Maracaibo, en Venezuela. La reconstrucción de imágenes a partir de los fósiles y las impresiones óptico moleculares en Molibdeno 366 ponen en perspectiva el tamaño del megareptil  Titanoboa Cerrejonensis. Los científicos deducen que la boa pasaba la mayor parte de su vida en el agua o cerca del agua que saturaba entonces esa zona de extrema humedad y altas temperaturas, y que hoy es mayormente desértica. La siguiente fotografía contrasta el tamaño del mayor Pitón contemporáneo con la vértebra fosilizada de la Titanoboa Cerejonensis encontrada en las vetas carboníferas profundas de El Cerrejón.
Geológicamente, la abundante flora y fauna del sitio original de El Cerrejón constituyó la materia prima en la formación de las actuales reservas carboníferas de la región. Ninguna  expedición paleontológica realizada hasta el presente encontró indicios de artefactos industriales ni de humanoides motocilistas entre los fósiles. Una disfuncionalidad fotocuántica en las cámaras de tiempo alterado, asociada con la saturación de humedad y las altas temperaturas en el interior de la mina, se identifican como causantes de la baja opacidad y demás distorsiones en las imágenes tomadas durante los traslados témporo-sensibles. Las excavaciones en Colombia fueron organizadas conjuntamente por Carlos Jaramillo, científico de planta del Smithsonian Tropical Research Institute de Panamá, y Jonathan Bloch, curador especializado en paleontología vertebral en el Museo de Historia Natural de la Universidad de Florida, corresponsales del desentierro de los restos fósiles de la serpiente nombrada Titanoboa Cerrejonensis.

python-titanoboa-vertebra

Live Python over fossil vertebrae of Titanoboa Cerrejonensis Getty Images (2009)

+++

Dice Ercilia Maberek: Hablamos de Gary Neil Drummond y Chiquita Banana. Una pareja magistral. Dinastías. Ciénaga, Magdalena, 1928. Valledupar, César. Nuevo siglo. Borra y va de nuevo. El Debido Proceso. Multaron a Chiquita en Washington, 25 millones por contratar la baja con prejuicio extremo para los sindicalistas. Drummond hizo lo mismo pero zafó sin multa, tachando a los testigos de estar billeteados por los sindicatos de allá: los United Mine Workers, los Steel Workers of America, la AFL-CIO. Mineros, acero, la Gran Confederación, fósiles de las buenas intenciones, duros y calientes de la Guerra Fría. Imagínese la    AFL-CIO. American Federation of Labor and Congress of Industrial Organizations.

El Reta parpadea buscando desempañar lentes, soplar la neblina. Hala de la cuerdita que arranca el generador portátil que debe estar ahogado en combustible. Bujías en escabeche. Un generador Toshiba para encender un foco, tirarle una chispa a la memoria. Algo que ayude a distinguir entre la AFL-CIO y Soda Stereo, entre la Guacharaca y el Comintern. Entre Estalin y Está linda la Moto.

El Reta nota que el blanco mendocino que toma Ercilia es de las Bodegas Nofal. Cómo habrá llegado el Turco Nofal a sembrar viñedos entre los Andes y la Patagonia. No puede ser casual que los paisanos de Maicao se lo vendan a los infieles y a los renegados. Genios para el comercio, los turcos. Recuperar acequias abandonadas. Como en Líbano. Acequias pre-desbarajuste abandonadas cuando la Conquista.

Chiquita Banana pagó y dijo, casi textualmente, por el culo con las bananas, los paras y los macacos con turbante; por el culo con los patacones, paracos, farcos, polos, uribios y díscolos, pedófilos y permanganatos. Cogemos los peroles y las semillas transgen y vamos con la música a otra parte, de farra para Sri Lanka, a Vietnam, o Birmania, o donde mejor mamen y menos hablen. Coloniales Cascos de Corcho. Fusta rápida. Botas lustradas con saliva obediente. Espejo de renovadas oportunidades para la fructífera acumulación.

salgado_dispute

Sebastián Salgado – Garimpeiros del Oro – Serra Pelada – Brasil (1986)
En la mina a cielo abierto de Serra Pelada trabajaban cincuenta mil personas. Producían hasta 75 toneladas al año. Los ingresos de esa exportación cubría una pequeña parte del interés de la deuda externa de Brasil en esos años. No hay datos del número de muertos diarios durante 1986.

+++

El Drummond, en cambio, se quedó y sigue con La Loma y el carbón, comprando, inventando o despachando dirigentes, sindicatos y simulacros de social sensibilidad y poli cultural colorido escolarizado. Señala personas y tareas: pago contra cumplido a las mariposas todo propósito. Mercos cebados a morir por dominios y extinciones. Brotes sorpresa, Piñata de las esporas dispersas a uno y otro lado del capitalino cinturón; Centurión en Jefe, Dominatrix Homunculus; Mariano, Trinitario y Virginal. Roedores de ocurrencias de la franquicia extorsiva del momento y sigue el desfile. 17 dirigentes tostados en lo que va del año. 4 por mes. 400 en 7 años. 3 mil desde el 86. ¿A vos te gustan los números no? Y esto se cruza con El Cerrejón, donde en estos días… ¿Me estás escuchando querido?

curatodo-andinobw

El Secreto para Todos los Males – Foto Monserat Aveiga (Marzo 2009)

+++

Aventuras de Aparicio Retaguardia

desierto-guayasaminbw

Entre Bolivia y el Mar sobra un País – Foto Gino Lofredo (2006)

+++

ercilia-triptico-web-11

ercilia-triptico-web-11

Dra. Ercilia Maberek – Death Valley – Tésis Cum Laude “Debido Proceso” – FotoWorks – Gino Lofredo (2009)

+++

Bolivar en Llamas - Betancourt - Foto Gino Lofredo (2007)
Bolivar en Llamas – Betancourt – Foto Gino Lofredo (2007)

+++

seis-fuelles

+++

ural-rusa-y-langosta-x-4

URAL Rusa Cortada y Langosta Migratoria – Gino Lofredo (2009)

+++

ercilia-3x3-1m-5-4-09

Ta Te Tí :  Suerte Para Mi – Valle de la Muerte, California – Composición Gino Lofredo (2009)

+++

aerodinamico-dominicano

+++

diablo-pinched-1-bw3sk

Semana Santa – Alangasí M. Aveiga y G. Lofredo (2009)

~ by lofredo on July 16, 2009.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: